QUISQUEYA INTERACTIVA

jueves, febrero 22

Dominico Cabral: LA CAÍDA DE UN LÍDER (II)

De Arq. Miguel Francis
Un líder político concita apoyo político, por eso es líder. Tan pronto pierde ese apoyo deja de ser líder. Dominico Cabral fue elegido presidente de la Sectional de Nueva Inglaterra, en el año 2002, con el apoyo de cuatro presidentes de comité intermedio de los seis organismos a nivel medio existentes. Ese triunfo fue el resultado de un trabajo político hecho por el compañero Cabral, en el área de Nueva Inglaterra, que dio su fruto en el momento que el compañero lo precisaba.

En aquel entonces la decisión de cada compañero en su favor, fue ponderada de acuerdo a la simpatía que inspiraba Dominico Cabral para dirigir el máximo organismo político del área. El trabajo realizado en los siguientes dos años, hasta el 2004, fue de aceptación por los todos los compañeros, y ponderados y reconocidos sus meritos por la dirección de Partido, especialmente por el Presidente Leonel Fernández. La disidencia en su contra apenas se dejaba escuchar, no por falta de razón en algunos de sus planteamientos, sino porque quienes la encabezaban cometían errores cuyas fronteras coincidían en la torpeza política.

Como presidente del Comité Intermedio Hermanas Mirabal “C” y miembro de la Seccional de Nueva Inglaterra, (Secretario de Finanzas), siempre di mi respaldo a la gestión de Dominico Cabral porque la consideraba capaz y bien orientada. Siempre estaba en apego a la institucionalidad y a la corrección de cualquier actitud indisciplinada asumida dentro de la Dirección Seccional. Las ilustraciones expuestas representadas por eventos, decisiones, actitudes y posiciones, testifican muy positivamente del líder. Pero qué acontece luego del triunfo del Partido de la Liberación Dominicana, y más precisamente después del 16 de Agosto del año 2004: el compañero Dominico Cabral es afectado por una transformación muy parecida a las que se evidencian en algunos animales cuando sienten amenazas extrañas. Todos los compañeros de la Dirección Seccional comenzamos a notar los cambios camaleónicos que se manifestaban en su preparada epidermis.

Su nombramiento como cónsul dominicano en la ciudad de Boston, decisión del Señor Presidente de la República que vimos con mucha esperanza, no significó para los demás miembros de la Dirección Seccional, una medida en su beneficio. Contrario a lo que esperábamos del compañero Cabral, el celo por su cargo de cónsul hizo que las puertas que confiábamos él abriera, fueron cerradas. Su envanecimiento en las alturas resultó ser propicio a ensordecer los oídos de los funcionarios que antes de agosto del 2004, como simples compañeros, se codeaban con nosotros cuando viajaban junto al Presidente Fernández en sus constantes visitas a la ciudad de Boston.

Las reuniones de la Dirección Seccional perdieron su carácter político, mas bien parecían convocatorias del consejo de dirección de una empresa en el despacho de su presidente: el cónsul. En sus palabras abundaban promesas inesperadas y estímulos indeseados, y en sus ojos se advertían el engaño y la falacia. Todas estas actitudes emocionales se producían ante los compañeros que lo apoyábamos políticamente y que fuimos perdiendo nuestra fe paulatinamente. Hoy, Dominico cabral ha perdido el apoyo político de la militancia del Partido de la Liberación Dominicana que nos hemos agrupado en el equipo GANAMOS CON LEONEL. Nosotros no solo trabajamos por la continuidad del Presidente Fernández en la dirección del gobierno, sino también por el rescate de la institucionalidad en la Seccional de Nueva Inglaterra.
Lamentamos los padecimientos de Dominico Cabral por su soledad y también por esas sensaciones tan desagradables que producen los mareos por las alturas. Deploramos los efectos dañinos que para la precandidatura del Presidente Fernández pudiera tener su actitud de exclusión y de golpeo a los compañeros que componen esta Seccional de Nueva Inglaterra.

Miguel2202@hotmail.com

1 Comentarios:

  • Definitivamente el companero Francis esta equivocado, nosotros los companeros y companeras del area, seguimos dando nuestro apoyo a Dominico Cabral, pues representa lo que es el trabajo y la honestidad.
    Companero, los trabajos en favor de Leonel van a dar sus frutos, pero no le tire piedras al arbol que da los mismos en esta area de Nueva Inglaterra; si usted esta en desacuerdo con Dominico, pues bien, pero no trate de hablar cosas que no son ciertas.
    Lo estimo a usted mucho, pero no enlode a un dirigente que sigue en forma ascendente como es Dominico Cabral.

    Por Anonymous Anónimo, A la/s 1:34 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal